May 16 2020

Vivir la verdad del Evangelio

Jesús se está despidiendo de sus discípulos. Los ve tristes y abatidos. Pronto no lo tendrán con él. ¿Quién podrá llenar su vacío? Hasta ahora ha sido él quien ha cuidado de ellos, los ha defendido de los escribas y fariseos, ha sostenido su fe débil y vacilante, les ha ido descubriendo la verdad de Dios y los ha iniciado en su proyecto humanizador.
Jesús les habla apasionadamente del Espíritu. No los quiere dejar huérfanos. Él mismo pedirá al Padre que no los abandone, que les dé “otro defensor” para que “esté siempre con ellos”. Jesús lo llama “el Espíritu de la verdad”. ¿Qué se esconde en estas palabras de Jesús?
Este “Espíritu de la verdad” no hay que confundirlo con una doctrina. Esta verdad no hay que buscarla en los libros de los teólogos ni en los documentos de la jerarquía. Es algo mucho más profundo. Jesús dice que “vive con nosotros y está en nosotros”. Es aliento, fuerza, luz, amor… que nos llega del misterio último de Dios. Lo hemos de acoger con corazón sencillo y confiado.

Vivir la verdad

Enlace permanente a este artículo: https://www.divinomaestro.com/?p=5986

May 08 2020

Acoger a Jesús como el camino, la verdad y la vida

El pan partido sació los estómagos vacíos. Las piedras no pudieron acallar la Voz del justo.

El sepulcro está vacío. Quedan unas vendas, una losa movida –porque la vida remueve las losas que nos apresan–, una ausencia, y un sendero que se pierde en el horizonte.

Allí se adivinan la paz, la concordia, la risa de los inocentes que ya no lloran amarguras ni derrotas.

Y los pies se mueven, casi sin darse cuenta, para perseguir las huellas de quien nos pide, hoy y siempre, seguir caminando.

(José María R. Olaizola, sj)


Camino,verdad,vida

Enlace permanente a este artículo: https://www.divinomaestro.com/?p=5980