Poner a Jesús en el primer lugar

El corazón dividido


Entre seguirte y quedarme. Entre el amor y el miedo.
Entre fuerza y flaqueza. Entre historias y momentos.
Así deambulo.
Sí, Señor, vivo en una encrucijada.
Adoro la cruz, pero a lo lejos.
Te llamo maestro, mas hay lecciones que elijo ignorar.
Te quiero, eso es seguro. ¿Lo bastante? No lo sé.
Albergo contradicciones. Deseo opuestos.
Tengo un pie en cada camino y un sueño en cada horizonte.
Une en ti mis dispersiones, abraza mis anhelos incompletos.
Sana mi corazón dividido.
(José María R. Olaizola, sj)

 

Liturgia

Enlace permanente a este artículo: https://www.divinomaestro.com/?p=7112

Los últimos serán los primeros

En los últimos puestos


Te acusaban de comer con cualquiera.
Corruptos, pecadoras públicas, extranjeras se sentaban a tu mesa y les acogías con ternura.
Cómo molestaba eso a quienes se creían puros.
Cómo te molesta que hoy tantas personas se sientan rechazadas en nuestras comunidades.
Te sientas el último para acoger a quien llega al final, con vergüenza.
Tu identidad divina nunca fue barrera siempre fuerza de salvación.
Rompías los protocolos de pureza y honor para que nadie se quedara fuera.
Ayúdanos a ser como tú que en nuestra mesa no falten los pobres las excluidas, los abandonados, que no olvidemos que nos esperas en los últimos puestos.
(Javi Montes, sj

Liturgia

Enlace permanente a este artículo: https://www.divinomaestro.com/?p=7106