Si la sal se vuelve sosa…

Sal

Estaba listo el banquete. Se hacía la boca agua al contemplar manjares presentados con esmero.
Cada plato seducía más que el anterior. Había propuestas para todo paladar.
Los invitados anticipaban con la vista sensaciones prometidas en el festín ingente.
La cortesía duró un instante. Se abalanzaron, ansiosos, sobre el convite.
El ansia dio paso a la desilusión. Se miraron, decepcionados.
Nada tenía sal. Si hubiera estado no la habrían extrañado. Pero sin ella ningún sabor encajaba.
(José María Rodríguez Olaizola, sj)

 

Liturgia del domingo

Enlace permanente a este artículo: https://www.divinomaestro.com/?p=7252

Recordamos el nacimiento de Madre Soledad de la Cruz

 

Soledad Rodríguez Pérez, nace en Zamora el día 1 de febrero de 1904. Es la novena de diez hermanos, en el hogar de Manuel y Paula. Es feliz, en su familia la llamarán “Solita”. Es feliz con sus padres y sus hermanos, aunque D. Manuel tiene que pasar largas temporadas fuera de casa. Es destinado a Sevilla, con el cargo de Jefe de Telégrafos.

Continuar leyendo

Enlace permanente a este artículo: https://www.divinomaestro.com/?p=7249