Jul 31 2020

Nada me puede separar de ti

Estás siempre alrededor. Eres el compañero discreto, el amigo incondicional, la presencia segura. Eres el alivio inesperado, la llamada imprevista, el cariño sincero.
Eres la palabra constante, la mirada profunda, el abrazo que sana.
Eres mi todo. Y nada. Nada me puede separar de ti.
Mira que a veces, sin quererlo, me alejo. Pero tú eres más fuerte que mis miedos. Me esperas al llegar a un nuevo puerto. Eres la calma tras la tormenta, la risa bajo las lágrimas, peregrino sorprendente, que apareces, a mi lado, cuando menos te esperaba. A este lado de mis dudas,
de los peligros, de las nostalgias.
Te me has vuelto Palabra hasta en silencio. Y no puedo dejar de pronunciarte.
(José María R. Olaizola, sj)

 

Tiempo Ordinario

Enlace permanente a este artículo: https://www.divinomaestro.com/?p=6120

Jul 26 2020

Un tesoro sin descubrir

Solo tú


Porque nuestros proyectos se desmoronan y fracasan y el éxito no nos llena como ansiamos.
Porque el amor más grande deja huecos de soledad, porque nuestras miradas no rompen barreras, porque queriendo amar nos herimos, porque chocamos continuamente con nuestra fragilidad, porque nuestras utopías son de cartón y nuestros sueños se evaporan al despertar. Porque nuestra salud descubre mentiras de omnipotencia y la muerte es una pregunta que no sabemos responder.
Porque el dolor es un amargo compañero y la tristeza una sombra en la oscuridad. Porque esta sed no encuentra fuente y nos engañamos con tragos de sal.
Al fin, en la raíz, en lo hondo, solo quedas Tú. Solo tu Sueño me deja abrir los ojos, solo tu Mirada acaricia mi ser, solo tu Amor me deja sereno, solo en Ti mi debilidad descansa y solo ante Ti la muerte se rinde.
Solo Tú, mi roca y mi descanso.
(Javi Montes, sj)

 

Tiempo Ordinario

 

 

Enlace permanente a este artículo: https://www.divinomaestro.com/?p=6112