May 21 2022

«Me voy al Padre, pero vuelvo a vuestro lado»

Mientras vuelves

Mientras vuelves, la espera será batalla, será coraje, será memoria.
No me dejes convertirte en cuadro de museo, en tonada piadosa y vacía, en nueva ley, que encadene al espíritu.
Mientras vuelves, la espera será palabra, escuchada y compartida, proclamada y defendida.
No me dejes profanarte tomando en vano tus bienaventuranzas, a los pobres, tu justicia, el Amor.
Mientras vuelves la misión será proyecto, comunidad y fiesta, será encuentro o nada.
No me dejes encerrarte en la capilla privada, en el cielo de los puros, en la ciudad de los espejos.
Hay que mantener el fuego ardiendo, mientras vuelves.
(José María R. Olaizola, sj)

 

Liturgia

Enlace permanente a este artículo: https://www.divinomaestro.com/?p=7001

May 14 2022

«Os doy un mandamiento nuevo…»

Todos florecemos cuando nos sentimos amados porque “el amor echa y nos invita a echar raíces en la vida de los demás. Nos pertenecemos los unos a los otros y la felicidad personal pasa por hacer felices a los demás. Todo lo demás es cuento. Cuando las personas no amen más, será verdaderamente el fin del mundo, porque sin amor y sin Dios ningún hombre puede vivir en la tierra.

(Papa Francisco en Rumanía, 2019)

«Mandamiento» en la medida en que hayamos experimentado la 2ª parte de la frase de Jesús «como yo». Cuando alguien se siente amado, se sabe amado… se hace capaz de amar, desborda sobre otros su amor. Y en el caso de Jesús muchísimo más. Esta es la clave de su «mandamiento»: TRANSMITIR LO QUE HAYAMOS RECIBIDO Y EXPERIMENTADO DE ÉL. Si nos hemos sentido acompañados, sanados, perdonados, regalados, etc por él… seremos capaces de hacerlo con los otros. Será su Amor en nosotros el que sea capaz de amar así. 

 

Liturgia

Enlace permanente a este artículo: https://www.divinomaestro.com/?p=6995

May 07 2022

Fiesta del Buen Pastor

Yo soy tu Pastor

Yo soy tu pastor, nada te falta. En verdes praderas te hago recostar.
Te conduzco hacia fuentes tranquilas y reparo tus fuerzas.
Te guío por el sendero justo por el honor de mi nombre.
Aunque camines por cañadas oscuras, no temas nada, porque yo voy contigo, mi vara y mi cayado te traen el sosiego.
Preparo una mesa ante ti, enfrente de tus enemigos.
Te unjo la cabeza con perfume, hasta que tu copa rebose.
Mi bondad y mi misericordia te acompañan todos los días de tu vida, y habitarás en mi casa por años sin término.

Liturgia

Enlace permanente a este artículo: https://www.divinomaestro.com/?p=6978