Abr 20 2019

La soledad de María

¡No sabemos dónde le han puesto!

Está desaparecido. «No sabemos dónde lo han puesto». Hoy, día no litúrgico, celebramos la liturgia del Cristo desaparecido del mapa. Hoy es el día de todos aquellos que hace tiempo que no saben/no contestan cuando se preguntan por su fe en Jesús. Es el día de las culturas que han tenido a Cristo como centro y que hoy no saben dónde lo han escondido. Es el día de quienes a menudo nos lavamos las manos cuando tenemos que arriesgarnos por él. Es el día de los que ya no se preguntan por la fe sino que simplemente están asentados en la indiferencia.

¡Cuántas evocaciones en este sábado santo! ¡Cuántos deseos de que en esta noche, rotas las tinieblas, emerja esa luz matutina que es Cristo resucitado! Pero no precipitemos las cosas. Frente a los que vivirán el día de hoy en la total indiferencia, aprendamos a vivir en un silencio expectante y junto a María esperemos en silencio, en oración y con confianza.

Enlace permanente a este artículo: https://www.divinomaestro.com/?p=5627

Abr 19 2019

¿Qué locura es esta?

Tu cruz fuente de vida

Más allá de los dos palos que vemos, la cruz es mi vocación y mi meta. La cruz es el trono de amor sobre el que se establece el verdadero poder de Cristo, el poder de la entrega sin condiciones, sin esperar nada a cambio. La cruz es la fuente de la vida, donde Jesús nos redime, en la que podemos saciar nuestra sed de sentido y paz interior. La cruz es el libro que contiene la sabiduría más grande, el resumen de todo lo que un ser humano puede hacer por los demás, la síntesis de todo lo que un Dios puede hacer por nosotros. La cruz es seguimiento, adhesión personal al Evangelio, escucha de la voz del Padre y opción por los condenados a muerte, en este mundo de injusticia y desigualdad. La cruz cuelga de nuestro cuello para estar cerca del pecho, donde se oculta el corazón. La cruz coronará nuestra tumba para servirnos de escalera hacia la Resurrección. La cruz hoy espera tu beso…

Continuar leyendo

Enlace permanente a este artículo: https://www.divinomaestro.com/?p=5625

Abr 18 2019

Vosotros me llamáis «el Maestro» y «el Señor», y decís bien, porque lo soy

Desde el silencio…

Padre, Dios, en esta noche de la última Cena, nos quedamos asombrados ante la fidelidad de Jesús a tu Plan de salvación, y ante su entrega incondicional a la humanidad. En esta noche de la última Cena, Padre de Jesucristo, ésta es nuestra plegaria: Envíanos tu Espíritu para seguir el proyecto de Jesús. Que su amor nos haga gratuitos. Que su valentía nos llene de fortaleza. Que su decisión alumbre nuestra fe. Que su vida entregada nos mueva a la ternura. Queremos entregar nuestra vida a ti, Padre bueno. Ser testigos creíbles de que el amor es más fuerte.

Continuar leyendo

Enlace permanente a este artículo: https://www.divinomaestro.com/?p=5606