Ago 08 2020

“Hombres de poca fe, ¿por qué dudáis?”

Oír tu silencio que nunca es acallado para poder mirar con tus ojos y, en tu propio abandono, descubrir abrazos.
Oír tu silencio que está lleno de crucificados, de mujeres maltratadas, de impuestos.
Que de maestro se hace esclavo, con toda la libertad, para lavarnos los pies.
Oír tu silencio para lanzarnos a lo nuevo.
Nuevos símbolos para el mismo misterio de amor.
Oír tu silencio de quien sabe lo que hace, cuando nosotros no sabemos qué hacer la Palabra se hizo Silencio para que la Vida rebrote en Grito arraigados en el mismo parto de una Nueva Alianza.
(Marcos Alemán, SJ)  

Tiempo Ordinario

 

 

Enlace permanente a este artículo: https://www.divinomaestro.com/?p=6129

Jul 31 2020

Nada me puede separar de ti

Estás siempre alrededor. Eres el compañero discreto, el amigo incondicional, la presencia segura. Eres el alivio inesperado, la llamada imprevista, el cariño sincero.
Eres la palabra constante, la mirada profunda, el abrazo que sana.
Eres mi todo. Y nada. Nada me puede separar de ti.
Mira que a veces, sin quererlo, me alejo. Pero tú eres más fuerte que mis miedos. Me esperas al llegar a un nuevo puerto. Eres la calma tras la tormenta, la risa bajo las lágrimas, peregrino sorprendente, que apareces, a mi lado, cuando menos te esperaba. A este lado de mis dudas,
de los peligros, de las nostalgias.
Te me has vuelto Palabra hasta en silencio. Y no puedo dejar de pronunciarte.
(José María R. Olaizola, sj)

 

Tiempo Ordinario

Enlace permanente a este artículo: https://www.divinomaestro.com/?p=6120