Ene 11 2020

En Jesucristo, Dios se nos da

No Gravatar

“Nuestros padres nos generaron a la vida terrena; la Iglesia, en el Bautismo, nos regenera a la vida eterna, haciéndonos hijos de Dios para siempre. Por eso, también sobre cada uno de nosotros, renacidos del agua y del Espíritu Santo, el Padre dice amorosamente: «Tú eres mi hijo amado» (cf. Mt 3,17). El bautismo no se repite porque imprime un sello sacramental indeleble que el pecado no puede borrar, pero sí impedir que dé frutos de salvación. ¡El sello del Bautismo no se pierde jamás!”

Papa Francisco

Continuar leyendo

Enlace permanente a este artículo: https://www.divinomaestro.com/?p=5848